Star Wars: The Old Republic - Prometeo.

Hace tres mil años, en una galaxia lejana, muy lejana...

Moderador: elric1981

Adjany

Re: Star Wars: The Old Republic - Prometeo.

Mensajepor Adjany » 15 Jun 2011, 10:07

La recuperación de la joven resaltó por el sufrimiento de esta. Tenía quemaduras en más del ochenta y tres por ciento de su cuerpo, las recomendaciones del droide médico de inducir en la paciente un coma y evitar así el padecimiento de la joven, fueron rechazadas por el lord sith.
Durante casi un mes y medio, en el que su estado fue crítico en varias ocasiones, se le realizaron tres operaciones para estimular la regeneración de la dermis reticular, que por alguna razón no se estaba recuperando como se estimaba.

La jedi fue mantenida consciente durante todo el largo proceso de convalecencia, experimentando un auténtico calvario en el que llego a desear la muerte en distintas ocasiones.
Con el paso de los días, el deseo de morir iba siendo reemplazado por uno más propio de los sith, el de venganza.

La adolescente, que había pasado más tiempo de su corta vida en laboratorios y centros médicos que en cualquier otro lugar; aprendió a tolerar aquel suplicio, convertía su dolor en cólera, dejando de emitir bramidos de malestar y comenzando a planear la que sería su represalia.

Maldish quería una aprendiz, le había elegido a ella y no pensaba cesar en su empeño. Ni siquiera se planteaba darle muerte tras casi lograr matarle a él y a su socio Arian. Pues que asi fuese, Maldish iba a conseguir lo que deseaba. Se rendiría a él y sería su aprendiz, después los mataría; a todos ellos.

Sus cicatrices remitían, tal y como desaparecieron las sufridas por la pelea con Tyrk Arian en la montaña tiempo atrás, nadie tenía muy claro en aquel lugar como era posible, aunque podía ser una mejora permanente del suero Prometeo de la República.

Ya había salido de la enfermería de aquella cueva y llevaba dos días recluida de nuevo en sus habitaciones, las figurillas que hubo destruido habían sido sustituidas por unas nuevas, con dispositivos espía incluidos. Como parte de su plan, no hizo nada al respecto.
Estaba peinándose frente al espejo del lavabo como cada mañana pero se detuvo unos instantes para observar sus ojos, estaban cambiando, el color verde esmeralda comenzaba a ceder y sus iris estaban adquiriendo un pigmento ambarino. Una mueca de desaprobación apareció en su rostro, sin embargo concluyó su tarea y se marchó. Tiempo atrás le hubiese dado importancia, incluso podría haber comprendido lo que estaba ocurriendo y luchado contra ello, pero ya no, deseaba vengarse de aquellos monstruos y no podría hacerlo sin antes acceder a convertirse en uno de ellos. No había otro modo.
Adjany

Re: Star Wars: The Old Republic - Prometeo.

Mensajepor Adjany » 15 Jun 2011, 10:19

El entrenamiento comenzó y durante varios meses la antigua jedi demostró un gran control de la Fuerza y mucha habilidad en el combate con armas. Sin duda alguna aquella joven sería una guerrera excepcional, si el consejo lo permitía. A los esclavos o usuarios de la Fuerza capturados no se les permitía acceder a las altas esferas de la sociedad sith, compuesta por guerreros en su gran mayoría.

- Algo te preocupa, - adivinó el sith durante su encuentro con la joven - ¿que es?
- Cuando me drogaste, - sentenció la muchacha – recordé parte de mi pasado.
- Para eso te drogué. - asintió Maldish con una sonrisa amable que hizo a la chica fruncir el ceño, suspicaz – Usé la Fuerza para abrir tu mente y así ayudarte a recordar, - apuntilló frente a su aprendiz – sin embargo, sabía que por aquel entonces no aceptarías mi ayuda de buen grado y tuve que engañarte. - suspiró apoyando sus manos sobre sus pies, estaban sentados uno frente al otro en el suelo, en una enorme sala circular – Podría decirte que siento haberte embaucado y drogado, - declaró sin dejar de sonreir – pero sería mentirte, - anunció ladeando la cabeza al ver la expresión de enfado de su compañera – gracias a aquello descubriste tu potencial y terminaste aceptando mi oferta, así que no siento nada en absoluto.
- No busco una disculpa, maestro. - manifestó ella sin inmutarse, sus piernas estaban cruzadas con los brazos apoyados en cada una de sus rodillas a la altura de las muñecas – Solo quisiera comprender aquellos recuerdos, con tu ayuda.
- Claro, - asintió el sith entrecerrando los ojos y ampliando su sonrisa de satisfacción – cierra los ojos y recuerda. - indicó extendiendo su mano izquierda y pasándola por enfrente suyo – Estás de nuevo en tu cama, has vuelto a aquella noche, ¿que ves?
- Soy un bebé, - expuso la joven – nos persiguen a mi madre y a mí, - suspiró calmada – mi madre me oculta entre chatarra y se marcha, sus ojos amarillos transmiten tristeza justo antes de verse obligada a abandonarme. - abrió los ojos y miró a su maestro.
- Tu madre era una jedi caida, - apuntó con su dedo índice derecho a la chica – probablemente cayó al lado oscuro tras enamorarse del que fuese tu padre, - meditó devolviendo su mano a su posición original, sobre los pies – los jedi no aprueban las relaciones, según su filosofia son peligrosas pues un jedi debe dedicar su vida a la Orden y tener familia, obligaría a este en según que ocasiones a decidir entre unos y otros... - suspiró negando con la cabeza – Estupidos sectarios.
- ¿Y que fue de ella? - preguntó con cierta curiosidad.
- Seguramente fue ejecutada. - declaró el sith – Los jedi no permiten que un usuario del lado oscuro viva, peligraría su monopolizada Orden; ¿hay algo más?
- Si. - asintió volviendo a cerrar los ojos – Fui encontrada y adoptada por una buena familia, sin embargo varios miembros sufrieron accidentes y fui entregada a un jedi.
- ¿Que tipo de accidentes? - preguntó el sith a la muchacha que seguía con los ojos cerrados.
- Creo que usando la Fuerza lancé objetos contra estos, - indicó apretando los dientes – dejé a mi padre adoptivo parapléjico. - suspiró con cierta tristeza abriendo los ojos.
- Entiendo. - asintió el lord oscuro – Aun siendo un bebé, eras consciente de todo a tu alrededor, - explicó a la muchacha – al no sentirte amada intentabas llamar su atención, - sonrió con amabilidad – siendo incapaz de hablar, usabas la Fuerza para ello, pero aun así no te hacían el caso que requerías y tomaste represalias. - apoyó sus manos sobre las piernas de la chica que negaba con la cabeza – No es algo malo, pequeña. - alentó a esta – Todos deseamos atención.
- ¿Y el jedi?
- musitó ella.
- Si conozco bien a los jedi, - alzó una ceja meditabundo – seguramente les dijo a tus padres que tenías un gran don, un don que se inclinaba hacia la maldad. - observó la reacción de la muchacha suspicaz, pero esta no se inmutó – Prometería controlar tu oscuridad y hacerte una mujer de bien. - suspiró con cierta tristeza – Aunque para ellos tuviese que anular tu auténtica personalidad.
- Comprendo. - asintió la muchacha.
- No lo comprendes, - negó este clavando sus ojos en los de ella – sobreviviste a la caza y purga de tu madre, sobreviviste al ataque al templo Jedi y al asalto al laboratorio secreto solo por una razón. - explicó el sith – Porque tu lugar está aquí, conmigo. - determinó levantándose y esperando a que la joven le imitase – Tu destino era ser una de nosotros, - determinó con convicción – por eso te convertiste en una superviviente.
- Entiendo, maestro.
- asintió la chica siguiendo a su maestro hasta la compuerta donde estaba Arian.
- Hemos terminado, - indicó el sith – tu entrenamiento está casi completo, pronto podrás unirte a la academia, donde te convertiras en una auténtica sith. - dejó a la joven tras la compuerta y se alejó con el mandaloriano caminando a su lado.
Adjany

Re: Star Wars: The Old Republic - Prometeo.

Mensajepor Adjany » 15 Jun 2011, 10:25

Caminaban en silencio por los pasillos de la cueva de vuelta al exterior, el sith era consciente del malestar del mandaloriano, que llevaba semanas mordiéndose la lengua.

- Adelante Tyrk, habla. - indicó el sith deteniéndose con calma
- No lo comprendo lord Maldish. - suspiró parándose y apoyando una de sus manos en la pared del tunel – Esos recuerdos de los que habló la cria, ¿son los que manipulo?
- Si, - asintió el lord oscuro – ella no es hija de ningún jedi. - determinó con una grata sonrisa – Tampoco atacó a nadie en absoluto.
- Entonces ¿quien es? - preguntó el mandaloriano con curiosidad.
- La hija bastarda de uno de los hombres más importantes de Alderaan. - indicó el sith volviendo a caminar.
- ¿En serio? - farfulló sorprendido el cazador de recompensas – Sorprendete.
- Lo és, lo fue para mi cuando lo descubrí; - asintió a su acompañante mientras recorrian el tunel – los perseguidores de la madre eran enemigos de la casa Organa, - explicó el lord oscuro – seguramente pretendían capturar a ambas y utilizar a estas para chantajear al padre.
- ¿Por que? - interrogó Tyrk.
- Piénsalo, - resolvió el sith – la familia Organa es un faro de moralidad; - describió caminando con ambas manos a su espalda – descubrir que el cabeza de familia tenía una hija bastarda, dañaría su reputación y truncaría sus aspiraciones al trono.
- Entiendo... - asintió Arian - ¿Y porque no la utilizamos para eso? Esto ayudaría a la familia que el Imperio quiere asentar en Aldera.- propuso.
- No, ha pasado mucho tiempo, - negó el sith – además los jedi sabían de su pasado, si se hiciese público, sabrían que la hija de Organa está viva y en nuestras manos.
- ¿Y que vas a hacer? - consultó el mandaloriano.
- Nada. - replicó Maldish – Desvelar su origen nobiliario no es util. - terminó entrando en su deslizador y marchándose.

Volver a “Relatos y rol en SWTOR”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados